El reto de trabajar con niños en casa

 

Cuando los niños son apenas unos bebes, crees que es más complicado, pero en realidad no. Se complica porque quieres adaptar al bebe a tu horario y ritmo, y eso jamás va a suceder. Lo que debes hacer es crear un horario en base a sus horarios, y si algo tienen los pequeños es que son un reloj suizo para pedir comida o para que le cambien el pañal. Así que usa eso a tu favor

 

Decide si funcionarás mejor con un horario estricto o flexible. Algunas personas son más productivas si reservan un periodo de tiempo fijo cada día para trabajar, y saben que no tendrán ninguna interrupción de los niños. Otras, en cambio, prefieren un horario más flexible que les permita interrumpir el trabajo una hora si el bebé necesita que le den el pecho, por ejemplo.

Además programa un tiempo de “transición” al comienzo de tu horario de trabajo. No es fácil pasar de cambiar un pañal a escribir un informe complicado. Usa los primeros minutos para escribir una lista de las cosas que necesitas hacer ese día.

No dediques cada minuto “libre” a trabajar. Es importante que tengas un rato cada día para relajarte y descansar.

 

Niños en edad preescolar

En esta es para mí la edad más complicada, porque los niños requieren más atención, así que mi opción cuando trabaje desde casa fue llevarlos al preescolar unas horas en la mañana y me quedaba tiempo disponible para trabajar.

Si no tienes esa opción, lo que tienes es que diseñarles actividades a ellos para que se entretengan cerca de ti, así puedes mantener el control y poder hacer algunas cosas.

Así que lo que hago cuando me toca quedarme en casa es levantarme muy temprano para adelantar trabajo, luego a la hora de la siesta y a lo que se acuesten a dormir en la noche. Pero eso funciona solo en momentos aislados, la verdad es que tienes que planificar las actividades y crearse a ambos una rutina.

Eso si toma en cuenta ponerles a la mano alguna merienda, el agua, llévalos al baño antes y déjale todo lo que necesiten para la actividad, de manera que a cada cinco segundos te venga a pedir algo.

 

Niños en edad escolar

Aquí es sencillo porque simplemente te planificas en función a los horarios de clase de tus hijos.

 

Las reglas de oro

Lo más importante que debes tener en cuenta a la hora de trabajar en casa con pequeños en que debes ser flexible en tu planificación y por otra procura anticipar trabajo siempre que puedas.

Pero hay algo que parecerá tonto, pero así no vayas a salir debes quitarte la pijama o el mono, psicológicamente tu mente comprenderá que vas a trabajar si te cambias de ropa.

* Planea tus comidas semanales de antemano, cocina doble y congela la mitad para otro día.

* Evita las interrupciones que no sean por emergencias

* Diles a tus amigos cuál es tu horario de trabajo para que no te llamen a esas horas.

* Si recibes una llamada personal en tu horario de trabajo, ofrécete a volver a llamar a la persona que te llamó cuando acabes tu trabajo.

* Si no puedes poner una línea de teléfono independiente para tu negocio, usa el teléfono móvil para tu trabajo y, durante tu horario laboral, permite que la máquina contestadora recoja las llamadas al teléfono de la casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *