Un rincón para trabajar desde casa

Una de las cosas que ha sido un pilar fundamental para trabajar desde casa es tener un espacio solo para trabajar; ahora para eso no debes de gastar tanto dinero, sino buscar lo esencial para que te sientas a gusto para ser proactivo.

Para eso debemos tomar en cuenta:

*La luz: lo ideal es que se situé en un lugar con abundante luz natural, por eso el mejor lugar es cerca de una ventana, sino cuentas con por lo menos que tenga dos puntos de luz.

* El orden

El espacio de trabajo debe estar bien organizado y limpio, sin muchas cosas a la vista que bloquean la energía y dispersan la atención. La disposición del mobiliario debe permitir que las personas puedan circular sin trabas.

Es importante mantener una zona delantera despejada, para tener una buena vista y recibir la energía.

* La creatividad

La clave de todo es la creatividad, eso es lo que te permitirá decorar de una forma que te encante. Pero te doy ideas como:

  1. Incluir un calendario de pizarra en una de las paredes, te ayudará a mantener tu agenda organizada

2. Forrar la pared con corcho natural es también una idea brillante

3. También puedes pintar la pared entera de pizarra, y apuntar ahí todas tus notas

4. No olvides que la pared forma parte de la oficina, así que coloca en ella todo lo que necesites para organizar el espacio y decorar la habitación

5. Aprovecha los rincones; suelen ser un espacio olvidado y poseen un gran potencial

6. El hueco bajo las escaleras, a menudo desaprovechado, es un  lugar interesante para colocar una gran oficina

Colores y más colores

Los colores son muy importante a la hora de decorar tu oficina en casa, en primer lugar porque a un espacio pequeño lo podrás sentir más amplio o viceversa.

Los colores más utilizados en las oficinas son el gris y el blanco por que no resultan perturbadores para los trabajadores, pero:

Colores pastel: en tonos cálidos, como amarillo y salmón, favorecen un ambiente más humano y menos frío.

 

Marrón y beige: Los tonos terrosos tienen efectos relajantes en el ser humano, por lo cual pueden usarse en sitios en los que se busca contrarrestar el estrés.

 

Naranja: Este color favorece la interacción con los demás y la comunicación de manera informal. Los tonos durazno y terracota son recomendables para los trabajos en los que se requiere comunicar, escuchar, negociar y conciliar.

 

Amarillo: Es un color que estimula la actividad del cerebro y favorece la comunicación. Es recomendable para lugares en los que los trabajadores busquen incrementar su energía.

 

Azul: Es un color especialmente indicado para oficinas y lugares estresantes donde se busca calmar el estado de ánimo de los ocupantes. También es apropiado para las personas que buscan creatividad y trabajan individualmente, como los escritores.

 

Verde: Favorece la creatividad, la concentración y la relajación, principalmente en un trabajo individual. Este color es especialmente útil para agencias de publicidad, y para zonas en las que trabajen diseñadores o músicos.

 

Blanco: Ayuda a la objetividad y al trabajo intelectual. Además, crea un ambiente de orden, calma y control.

 

Ya tienes algunos datos, así que manos a la obra.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *